Si estás pensando en emprender un proyecto constructivo debes de tener en cuenta qué materiales vas a usar y cómo van a ayudarte a que tenga la mejor calidad, sean fuertes y resistentes.

Ya sea que sea un pequeño proyecto para el hogar, o sea un gran proyecto de vivienda es necesario entender cuáles son las diferentes variedades de cemento que tenemos.

Te daremos información de algunos tipos de cemento:

Cemento Portland Ordinario

Se utiliza principalmente para trabajos de enlucido de paredes, estructuras, caminos, etc. El cemento alcanza una resistencia a la compresión y fraguado.

Cemento Portland ordinario de 53 grados

Se utiliza principalmente en hormigón pretensado de grados superiores, lechadas de cemento, morteros de obturación instantánea, etc. El cemento de grado 53 se utiliza para la construcción de ritmo rápido donde la resistencia inicial se logra rápidamente.

Cemento blanco:

Este cemento se utiliza en diseños arquitectónicos y decorativos, también se utiliza para rellenar huecos en azulejos, accesorios de baño de cerámica. El proceso de fabricación del cemento blanco es diferente y más complicado en comparación con el cemento Portland ordinario.

Cemento Portland resistente a sulfatos

Este cemento se usa donde la estructura está más expuesta al ataque de sulfato debido al agua o al suelo.

Cemento de endurecimiento rápido

Se utiliza en la construcción rápida y se requiere una finalización temprana debido a la falta de tiempo o por cualquier otra razón. Se utiliza principalmente en trabajos de reparación y rehabilitación.

Cemento Portland hidrofóbico

Se utiliza en áreas de alta precipitación para mejorar la vida útil del cemento. El cemento recibe un recubrimiento químico durante el proceso de fabricación, que proporciona propiedades repelentes al agua, y el cemento no se ve afectado debido a la alta humedad y también puede almacenarse durante un período más largo.

Si necesitas más información llama a Construrama Materiales Palomares.