El explorar los diferentes tipos de pisos, una de las características más importantes en las que debes prestar atención es en la dureza.

Mide la capacidad del material para resistir el desgaste por culpa del tráfico peatonal, así como los rasguños. Estos niveles se basan en rigurosas pruebas de laboratorio. Puedes usar esta escala para seleccionar un producto que sea más adecuado para la función de la habitación que vas a renovar.

A continuación, te mostramos una muestra del tipo de escala que puedes usar a la hora de elegir un material para tu piso.

Clase I: sin tráfico peatonal. Apropiado para aplicaciones de pared solamente.

Clase II: tráfico ligero o aplicaciones de pared interior. Se usa en áreas con poco tráfico y donde las pisadas no producen fricción. Por ejemplo, baños y dormitorios.

Clase III: tráfico ligero a moderado. Apropiado para espacios con tráfico peatonal normal y donde las pisadas pudieran ir acompañadas de suciedad de la calle. Todas las habitaciones de la casa, excepto las cocinas, entradas y otras áreas con mucho tránsito peatonal.

Clase IV: tráfico moderado a pesado. Se puede instalar en todas las áreas de la casa, incluidas cocinas, pasillos, entradas. Estas son las mejores baldosas para usar, ya que combinan perfectamente belleza y funcionalidad.

Clase V: tráfico pesado a muy pesado, así como exposición a muchos rayones. Funciona bien en cualquier habitación de la casa, así como en espacios comerciales.

¿Estás buscando el piso ideal? Visítanos en Construrama Materiales Palomares te ayudaremos a elegir el piso adecuado para tu proyecto.